sábado, 9 de mayo de 2015

Historia del sistema educativo Inglaterra

El sistema educativo de Inglaterra es considerado un sistema revolucionario en el que se han apoyado muchos de los actuales sistemas educativos actuales de gran parte de occidente.

En Inglaterra existe, como si de un país se tratara, una larga trayectoria que nos permite entender la situación actual de la educación. A continuación, vamos a analizar cómo ha llegado este sistema educativo a ser el que actualmente es.

Antes de la Revolución Industrial:

La historia de la educación en Inglaterra se remonta a la ocupación anglosajona, o incluso a la ocupación romana. Durante la Edad Media, se establecieron escuelas para enseñar gramática del latín. Se establecieron dos universidades: La Universidad de Oxford, seguida de la Universidad de Cambridge.
Las escuelas Independientes tienen una larga historia en Inglaterra, algunas incluso se establecieron antes del siglo X. La más antigua es la King’s School (Canterbury) que fue fundada en 597. Muchas de estas escuelas independientes fueron fundadas desde organizaciones de la caridad, las cuales fueron más tarde renombradas como “escuelas públicas”, dando a entender que estaban abiertas a todo el mundo sin importar las creencias religiosas.
Durante el reino de Eduardo VI se reformó el sistema  estableciendo escuelas de gramática gratuitas. Esta nueva reforma permitió que se generalizara la educación gratuita para aquellos que no se la podían permitir hasta entonces.

Revolución industrial:

La revolución industrial de Inglaterra comenzó en la segunda mitad del siglo XVIII, exacerbando los problemas de una sociedad dividida entre aquellos con tierra, capital y/o profesión y aquellos sin riquezas, posesiones ni privilegios.
Quizás la primera señal de que el Estado estaba empezando a reconocer alguna responsabilidad por las condiciones en las que los pobres, en particular los niños pobres, vivían, fue aprobada una Ley en 1802 por la cual se requería que un empleador proporcionara instrucción en lectura, escritura y aritmética, al menos durante los cuatro primeros años de los siete años de aprendizaje a los cuales se veían obligados los trabajadores.
Junto a la agitación de la industrialización, el proceso de democratización se puso en marcha con la Representación de la Ley de 1832, que dio a un millón de personas el derecho al voto. Esta transformación social, política y económica sirvió para revelar la insuficiencia absoluta de la oferta educativa de Inglaterra.

1833: En Agosto de este año y, por primera vez en Inglaterra, el Parlamento votó que se destinara una cantidad concreta de dinero cada año para la construcción de escuelas para niños sin recursos.

1837: Se creó la Asociación de las Escuelas Públicas de Lancashire cuya propuesta se basa en que las escuelas no confesionales deben financiarse con impuestos locales. Este mismo año se presentó un proyecto de ley para la educación pública.

1839: Las subvenciones del gobierno para la construcción y mantenimiento de escuelas fueron delegadas a las organizaciones de voluntariado.

1840: La Ley de Escuelas de Gramática amplió el plan de estudios de la escuela secundaria de estudios clásicos para incluir la ciencia y la literatura. Por este año, más del 95% de niños en edad de primaria ya estaban matriculados en escuelas. 

1870: Se aprobó la Ley de Educación Primaria Forster, la cual requería el establecimiento de escuelas primarias no confesionales a nivel nacional y contemplaba que el Estado debía proporcionar a la educación elemental la financiación necesaria. Además, la Ley pretendía que la asistencia obligatoria a la escuela fuera total entre las edades de 5 y 10 años, a excepción de enfermedad, lejanía del hogar y trabajo. Para las familias más pobres, asegurar que sus hijos fueran a la escuela les resultaba difícil, ya que para ellos era más tentador enviarlos a trabajar para disponer de ingresos extra. Para garantizar la asistencia había unos oficiales de asistencia, los cuales visitaban a menudo las casas de los niños que no podían asistir a la escuela. Además, estos padres “pobres” podían quedar exentos del pago de las tasas escolares, que rondaban los 10 peniques.

1891: La enseñanza elemental se convirtió en gratuita.

1893: Se elevó la edad de asistencia escolar obligatoria hasta los 13 años de edad. Además, se extendió la educación obligatoria para los niños con deficiencias visuales y auditivas y se previó la creación de escuelas especiales.

1900: Se reconocieron las “High School”, escuelas que proporcionaban educación hasta los 15 años de edad.

1902: La Ley de Balfour, una ley conservadora muy controvertida, hizo cambios radicales en el sistema educativo de Inglaterra. Se puso fin a la división entre las escuelas, se establecieron autoridades locales de educación (fijaron las tasas de impuestos locales) y las juntas escolares fueron disueltas. Algunos historiadores argumentan que la Ley fue un desastre político a corto plazo por parte del Partido Conservador, ya que indignó a los metodistas, bautistas y otros inconformes. Sin embargo, a largo plazo fue todo un éxito ya que supuso un crecimiento de las escuelas, se mejoró la financiación de éstas a través de tasas (impuestos locales), etc. Los liberales intentaron derogar esta ley en 1906 (cuando llegaron al poder) pero les fue imposible porque la derogación quedó totalmente bloqueada por la Cámara de los Lores. Este hecho supuso una importante confrontación constitucional.

1914-1918: Durante la Primera Guerra Mundial la educación no se descuidó en absoluto y fue un elemento importante en el programa de reconstrucción de la posguerra. El Comité Consultivo del gobierno produjo un programa de becas para la educación superior en 1916, el cual fue suspendido en 1920. En 1917 se realizó el Informe Lewis que propuso una escolaridad obligatoria hasta los 14 años sin exenciones, seguidos de una asistencia mínima de 8 horas a la semana o 320 horas al año. Por desgracia, el creciente gasto público obligó al gobierno a aplicar severos recortes en la década de 1920.

1918 – 1939: El periodo entre guerras fue como un periodo de consolidación y preparación en educación. La Ley de educación Fisher de 1921 (fue aprobada en 1918 pero hasta 1921 no se puso en práctica) consolidó toda la legislación educativa anterior y aprobó la escolaridad obligatoria hasta los 14 años. Esta ley también incluyó la provisión de la educación obligatoria a tiempo parcial para todos los jóvenes de entre 14 y 18 años. Además, también se generó un gran debate acerca de la naturaleza de la educación primaria provocado por el creciente interés en las obras de Dewey, Montessori y Edmond Holmes, y los libros de Susan Isaacs en el desarrollo intelectual y social de los niños. El Consejo de Educación, sorprendentemente, llegó a algunas ideas bastante modernas.

1936: La Ley de Educación aprobada el 31 de julio de este año incrementó la edad escolar obligatoria a los 15 años.

1939 – 1945: La Segunda Guerra Mundial, que comenzó en septiembre de 1939, tuvo efectos graves tanto en los niños del país como en su educación como consecuencia de evacuaciones, destierros, muertes y prácticas irregulares, entre otras. Cuando la guerra llegó a su fin en 1945 hubo muchas críticas por el retraso en la puesta en marcha de los servicios médicos y de alimentación escolar para el retorno de los evacuados. Por otro lado, se aprobó una nueva Ley de Educación, la cual definía la división moderna entre la educación primaria y secundaria a los 11 años de edad. Además, estableció el Sistema Tripartito, que estaba formado por las escuelas secundarias, escuelas modernas secundarias y escuelas técnicas secundarias. Este sistema se convirtió en polémica en los años de la posguerra, ya que los críticos lo condenaron por ser elitista y los defensores afirmaron que las escuelas de gramática permitían a los alumnos obtener una buena educación a través del mérito en vez de a través de los ingresos familiares. Al fin y al cabo, la ideología de este proyecto quedaba recogida en la expresión “igualdad de oportunidades educativas” y pretendía satisfacer la demanda social de igualdad de acceso a la educación. Esta Ley debería haberse puesto en vigor a partir de septiembre de 1939, pero no se llevó a cabo debido a los efectos de la II Guerra Mundial. Finalmente fue ejecutada a partir de abril de 1947.

1950: Se introdujo un sistema que proporcionaba a los jóvenes una alternativa a la educación a tiempo completo posterior a los 16/18 años, mediante la cual se podían obtener títulos académicos.

1951: Se introdujeron los Certificados Generales de Educación (General Certificate of Education . GCE) O-levels y A-levels, reemplazando los School Certificate y Higher School Certificate. Algunas autoridades educativas establecieron sus propios exámenes para jóvenes que no querían realizar el GCE.  

1960: El gobierno laborista introdujo en los años 60 una política a nivel nacional para la introducción de la escuela comprensiva. Previo a esta política, los alumnos realizaban un examen de selección a los 11 años a partir de cuyo resultado o seguían sus estudios en “Grammar Schools” (proporcionaban una educación esencialmente académica) o acudía a escuelas técnicas o “Secondary modern schools” (se centraban en asignaturas prácticas). Pues bien, la nueva ley eliminó ese examen selectivo y puso en marcha una reorganización, basada en escuelas comprensivas a las que asistirían niños de todo tipo de capacidades y aptitudes. Más adelante, los conservadores modificaron esta política permitiendo que aquellas regiones que lo desearan pudieran seguir haciendo selección de su alumnado.

1965: Se introdujo el Certificado de Educación Secundaria (Certificate of Secondary Education, CSE) para aquellos alumnos que no alcanzaban el O-levels.

1967: La publicación del “Plowden Report” en este mismo año, fue el pistoletazo de salida de una serie de cambios significativos que afectaron a la estructura de la educación primaria. Algunos de estos cambios fueron: La introducción del Currículum Nacional, la financiación local de las escuelas, la introducción de diferentes tipos de escuelas, la introducción del derecho a la educación gratuita a tiempo partido para los niños de 3 y 4 años, así como la reducción de la edad para iniciar la escolaridad (de los 5 a los 4 años).

1970: Durante los años 70 se produjo un debate sobre la reforma del currículo y existía un consenso general de que era deseable de alguna forma establecer un currículo común.

1973: La enseñanza obligatoria se alargó hasta los dieciséis años, edad con la que se podía abandonar la educación.

1979: Tras las elecciones generales de 1979, el Partido Conservador recuperó el poder de Margaret Tratcher. En el primer periodo se hicieron dos cambios fundamentales: Se amplió la formación profesional para reducir el elevado desempleo juvenil y se aprobaron plazas asistidas para que los niños con altas capacidades que no podían permitirse el lujo  de ir a escuelas de pago pudieran tener plazas gratuitas en las escuelas ordinarias.

1980: Durante esta década surge la necesidad de una reforma curricular. Para muchas escuelas, la comprensividad significaba ofrecer un currículo académico y práctico a la vez, prestando poca atención a la coherencia del conjunto. En las escuelas el director era el responsable de decidir las asignaturas que se iban a estudiar, algunas veces, siguiendo las indicaciones de las autoridades educativas locales. Existía un programa nacional de estudio, el cual solo contemplaba como asignatura obligatoria la religión.

1988: Durante este año se aprobó la Ley de Reforma Educativa, la cual introdujo cambios considerables en el sistema educativo. El objetivo de esta nueva Ley era crear una especie de “mercado” educativo, donde las escuelas pudieran competir por los alumnos a base de la optimización del rendimiento de los centros educativos. Es decir, que las escuelas que tenían mejor rendimiento podían escoger a los mejores alumnos y a la inversa sucedía con las escuelas con peor rendimiento.  Además, esta Ley de Reforma Educativa introdujo un Currículo Nacional que prescribía ciertas asignaturas y programas de estudio obligatorios, pruebas de evaluación estándar de carácter nacional en las etapas clave (7, 11, 14 y 16 años), establecimiento de rankings entre escuelas, un incremento de la financiación de los centros docentes, la libre elección por parte de los padres de la escuela a la que quieren llevar a sus hijos, entre otras.
Tras algunas modificaciones, el Currículo Nacional ha continuado. Existe un consenso acerca de un currículo común, sobre todo para las edades de 5 a 14 años, aunque se ha reconocido la necesidad de adaptar mejor los programas a las necesidades individuales del alumnado. En el tramo de los 14 a los 16 años no existe el mismo consenso porque es considerado inflexible y poco orientado a la elección de programas con vistas a futuras aspiraciones profesionales de los alumnos y aptitudes personales que mantengan su motivación.

1990: Fue a partir de este año cuando se vislumbró la necesidad de modificar el concepto de escuela comprensiva e introducir una mayor flexibilidad en el currículo, particularmente en el tramo de los 14 a los 16 años. Se planteó la reducción de las asignaturas del currículo obligatorio y la opción de flexibilizarse más en función de las necesidades individuales de un alumno y creando escuelas especialistas. Además, se crearon itinerarios con materias de formación profesional que se adecuaran a los intereses y aptitudes de los alumnos.

1996: Es durante este año que se aprueba una nueva Ley educativa en la que se obligaba a los padres a asegurar una educación a tiempo completo para sus hijos, ya fuera en la escuela o “de otra manera”. Es en este momento que se formalizó la educación en casa. También, se creó el General National Vocational Qulifications (GNVQs) para ofrecer una alternativa más basada en el ámbito profesional (más concretamente en el mundo laboral) para aquellos alumnos que no se decantaban por la alternativa académica.  

1997 – 2010: En 1997 el Partido laborista volvió al poder bajo el lema “Educación, educación, educación”. Ganar las elecciones significó el cambio de muchas de las reformas introducidas por los conservadores. Uno de los cambios más significativos fue la supresión del enfoque del Trabajo sobre el sistema integral educativo por un enfoque más focalizado en la adaptación de la educación a la capacidad de cada niño. Además, se eliminaron algunas de las pruebas estandarizadas de evaluación del alumnado y la potestad de las escuelas de escoger a su alumnado. También se introdujo “The National Literacy Strategy”, estrategia que prometió incrementar los estándares literarios y hacer de los alumnos ingleses más competitivos. Pero no todo fueron cambios, la política de los laboristas amplió la que los conservadores habían iniciado para la creación de escuelas especializadas. Estas escuelas enseñan las asignaturas que prescribe el Currículo más otras de conocimiento especializado. Además, se establecieron unos objetivos claros para combatir el absentismo escolar, una ratio de 30 alumnos de 5-7 años de edad por profesor y se introdujo la EMA (Education Maintenance Allowance) que pagaba a chicos y chicas de entre 16 y 18 años un incentivo para permanecer en la educación a tiempo completo hasta obtener la formación académica básica.

1998: Durante este año se establece el programa de Escuelas Beacon cuyo objetivo era identificar escuelas de alto rendimiento con el fin de ayudarles a formar alianzas con las demás y proporcionarles ejemplos de prácticas eficaces para otros centros docentes. Este programa fue sustituido y perfeccionado en 2005 por el programa “Leading Edge Partnership” (para escuelas de secundaria) y Primary Strategy Learning Network (para escuelas de primaria).

2000: Se introdujo una medida para motivar al profesorado que consistía en un incremento del salario en función del cumplimiento de un conjunto de estándares, incluyendo el nivel de rendimiento de sus alumnos. Estos cambios salariales relacionados con el rendimiento ha sido motivo de mucha controversia y muchos sindicatos de enseñanza se opusieron desde el primer momento. Tanto es así, que la Unión Nacional de Educadores desafió al gobierno mediante vía contenciosa.

2002: Fue en este año cuando la normativa sobre las escuelas especializadas se modificó permitiéndoles poder ampliar a otras áreas del conocimiento. Se extendieron, por lo tanto, los “language colleges”, “sport colleges” y “art colleges”.

2003: Se publicó el Libro Verde titulado “Every Child Matters”, el cual se basó en los planes para fortalecer los servicios infantiles existentes y se centró en tres áreas clave del aprendizaje: aumentar el apoyo a las familias y tutores como la influencia más importante en la vida de los niños, garantizar una correcta intervención a edades tempranas para evitar el abandono escolar y asegurar que las personas que trabajan con los niños sean valorados, recompensados y estén capacitados para el desempeño de sus funciones.  Un año más tarde, en 2004, se aprobó la Ley de la Infancia, la cual proporcionó la columna vertebral legislativa para el desarrollo de servicios más eficaces y accesibles enfocados en las necesidades de los niños, los jóvenes y las familias.

2007: El secretario de educación de Inglaterra, Alan Johnson, anunció planes para extender la edad de la educación secundaria en Inglaterra hasta los 18 años en 2013. Esta propuesta está focalizada a disminuir los puestos de trabajo no cualificados y la necesidad de que los jóvenes deben prepararse para el empleo que la sociedad actual demanda.

2010: La Ley de Academias de 2010, uno de los primeros proyectos de ley presentados por la coalición del gobierno Conservador con el Liberal Demócrata, permitieron que escuelas financiadas con fondos públicos en Inglaterra se convirtieran en academias, siendo financiadas con fondos públicos pero con un gran aumento del grado de autonomía en cuestiones tales como la fijación de salarios de los docentes o divergencias del currículo nacional.

2011: La Ley de Educación aprobada este año cambió muchas áreas de la política educativa de Inglaterra, incluyendo el poder de personal de la escuela para disciplinar a los estudiantes, la forma en la que se supervisan los nuevos docentes, la regulación de las cualificaciones, la entidad local como administradora de las escuelas y academias, la prestación en educación para mayores de 16 años, el aprendizaje profesional, entre otras. Además, se abolió el Consejo de Enseñanza General de Inglaterra, la Agencia de Desarrollo y la Agencia de Formación y Desarrollo de Cualificaciones y Currículum para escuelas y otros organismos.

Como hemos podido ver en esta entrada, la escuela comprensiva ha evolucionado a lo largo de 30 años, desarrollando un currículo más adaptado para cubrir las necesidades individuales y alejarse de la idea de que un modelo vale para todos.

Al mismo tiempo, ha mantenido los principios de no tener exámenes competitivos para acceder a la educación secundaria y de cubrir las necesidades de la comunidad.


Es interesante ver cómo, a pesar de sus diferencias, los sistemas educativos evolucionan en direcciones similares. La LOMCE que ha entrado en vigor en España durante el curso escolar 2014-2015 se asemeja, aparentemente, a muchas de las medidas que en su día los conservadores aprobaron en Inglaterra. En entradas posteriores profundizaremos más en esta cuestión.

Sara López García, 9 de Mayo de 2015.

4 comentarios:

  1. ¡Gracias por tu aportación!
    Me ha sido muy útil.
    ¿Podrías decirme alguna fuente en la que leer más spbre esto o, al menos, la fuente en la que te basaste para realizar este trabajo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, excelente aportación!
      Anónimo: "La construcción social del curriculum" - Goodson. Irónicamente llegué a este blog porque estoy analizando historicidad curricular.
      Saludos y espero te sirva. Gracias Sara por compartir, aunque agregar las fuentes, además de dar el crédito al autor o autores, también te proporcionarán mayor credibilidad y sustento.

      Eliminar
    2. ¿Esa es la fuente de esta aportación o una relacionada? Gracias! =)

      Eliminar
  2. Excelente trabajo, muchas gracias por tu aporte.

    ResponderEliminar