viernes, 18 de abril de 2014

Estructura del Sistema Educativo de Finlandia

Educación Preescolar:

La educación Preescolar en Finlandia puede dividirse en dos etapas.  La primera etapa comprende desde el nacimiento hasta los 5 años de edad (Guardería “Kindergarten”), es de carácter voluntario y pertenece a entidades municipales o privadas. El coste de estas guarderías infantiles es razonable y va acorde con los ingresos de los padres. La segunda etapa es la llamada Educación Pre-primaria y está destinada a alumnos de 6 años de edad. Esta etapa es voluntaria, totalmente gratuita y se puede impartir tanto en guarderías como en escuelas básicas. Es obligación de los municipios el organizar y garantizar la educación preescolar gratuita para todos los niños de seis años de edad. Aún y el carácter voluntario de esta última etapa de preescolar, en 2010 el 60% de los niños de 6 años recibían educación preescolar.

Educación Básica:

La Educación Básica se inicia a los siete años de edad, momento en el que empieza la enseñanza obligatoria.
Esta etapa de carácter obligatorio tanto para residentes como para extranjeros, dura 9 años o, como máximo, hasta los 17 años de edad. Los primeros 6 años (etapa primaria) de esta etapa son normalmente impartidos por profesores generalistas (profesores de clase a cargo de todas o casi todas las materias), mientras que los últimos tres años (etapa secundaria) lo son por profesores encargados de una asignatura específica.
La enseñanza, los libros de texto, el material de aprendizaje, la atención sanitaria, las comidas e incluso el transporte son gratuitos durante esta etapa escolar.
La ratio de alumnado máxima por profesor es de 24 alumnos en los primeros años de la educación básica, aunque muy rara vez se alcanza esta cifra.
Las materias que se imparten en esta etapa de escolarización son la lengua materna, el otro idioma nacional, matemáticas, idiomas extranjeros, física, química, historia, instrucción cívica, educación física, música, artes plásticas, economía doméstica, manualidades, religión o educación ética-filosófica, biología, geografía y medio ambiente.
Una vez cumplidos con éxito los nueve años de la escuela de educación básica, el alumno obtiene un certificado de estudios. Los alumnos que lo deseen, tienen la posibilidad de cursar un décimo año optativo por el que recibirán un certificado adicional. Sólo el 0,4% de los alumnos no termina con éxito la educación obligatoria.
Con el fin de la Educación Básica el alumnado puede elegir dentro de la educación secundaria superior entre los estudios generales o los de formación profesional y, posteriormente, pasar a una escuela superior profesional o a una universidad.

Educación secundaria superior:

La Educación secundaria superior está destinada a aquellos alumnos que hayan cumplido su enseñanza obligatoria con éxito. Estos pueden escoger entre dos opciones: la educación secundaria general (Bachillerato) o la educación y capacitación profesional (Formación profesional) en función de hacia donde quieran enfocar su carrera profesional.
La Dirección Nacional Finlandesa de Educación establece los objetivos y el contenido clave de las asignaturas y módulos de estudios, tanto para los estudios generales de bachillerato como para la educación y capacitación profesional. Basándose en el currículo nacional, cada entidad proveedora de servicios educativos establece el currículo local. De acuerdo con la estructura modular de la educación secundaria superior, los estudiantes pueden combinar estudios tanto de educación general como de educación profesional.

Bachillerato:

El Bachillerato, destinado a alumnos de 16 a 19 años, es de carácter gratuito e incluye el almuerzo, ya que está organizado por el municipio. En esta etapa, el material didáctico está exento de gratuidad, por lo que corre a cuenta del alumno.
La selección de alumnado para los Institutos de Bachillerato está basada en las calificaciones obtenidas en la educación básica. Aproximadamente la mitad de los alumnos que completan la educación básica continúa en el bachillerato.
Por lo general, el programa de estudios de Bachillerato está previsto para tres años, pero dada la flexibilidad de los estudios, los estudiantes pueden completarlo en un período de entre dos y cuatro años. Esta flexibilidad existe gracias al funcionamiento organizado por créditos de esta etapa, en la cual los programas estructurados en cursos por asignatura y la elección de cursos determina el avance en los estudios. El curso consta de estudios obligatorios, especializados y aplicados.
El Bachillerato culmina en un examen de escala nacional que abarca cuatro pruebas obligatorias: lengua materna y, según la elección de cada candidato, tres de las siguientes asignaturas: la segunda lengua nacional, una lengua extranjera, matemáticas o estudios generales (Humanidades y Ciencias Naturales). Los estudiantes también pueden incluir pruebas opcionales en los exámenes.
Una vez llevados a cabo con éxito los exámenes de Bachillerato y el programa de estudios entero, los estudiantes reciben un certificado que detalla las pruebas cursadas y los niveles y calificaciones adquiridos. Es éste, el título de bachiller, el que les da la competencia para cursar estudios superiores.

Formación profesional:

La formación profesional está destinada a jóvenes de 16 a 19 años. Esta etapa educativa corre a cargo de los municipios o del sector privado, por lo que solo serán gratuitos aquellos centros organizados por los entes municipales.
Los criterios de selección de los institutos de formación profesional abarcan además de las calificaciones de la educación básica, la experiencia laboral práctica y otros factores comparables, así como posibles pruebas de admisión y de aptitud. En esta modalidad de educación secundaria ingresan casi todos los que no siguen el bachillerato: sólo el 7% de los adolescentes eligen no continuar estudiando.
La Formación profesional cubre siete sectores de educación, 52 calificaciones profesionales incluyendo un total de 112 programas de estudios diferentes. Los estudios abarcan tres años (120 créditos). Cada calificación profesional consiste en estudios profesionales que incluyen por lo menos 20 créditos de práctica en empresas, asignaturas básicas, tales como lengua y ciencias, estudios opcionales, orientación para estudiantes y un proyecto final. Los estudios se basan en un plan individual de estudios que incluye tanto asignaturas obligatorias como optativas.
Las habilidades y conocimientos de los estudiantes son evaluados tras cada módulo. Una vez terminados los estudios incluidos en el plan individual, el estudiante recibe un certificado de calificación. Las calificaciones de la formación profesional se pueden obtener en base a la educación escolar o en forma de contrato de aprendizaje (capacitación en oficio guiada por un contrato entre un instituto profesional, una empresa y el estudiante). En los planes individuales de estudios se determinan las elecciones y el progreso de los estudios.
Los estudiantes de formación profesional también pueden participar en los exámenes de Bachillerato.

Educación Superior:

En Finlandia la educación abarca un largo período. Una gran cantidad de estudiantes del ciclo superior no completa sus estudios antes de cumplir los veinticinco años.
La educación superior es impartida por las universidades y las escuelas superiores profesionales, que son instituciones de educación superior profesionalmente orientadas. Ambos sectores tienen su perfil propio, las universidades ponen énfasis en la investigación y la enseñanza científica, mientras que las escuelas superiores profesionales tienen un alcance más práctico.
La estrategia nacional de Finlandia apunta a que hacia el año 2020 el 42% de los jóvenes adultos tenga un título universitario o de escuela superior profesional.

Universidad:

  • Kandidaatti: grado universitario de primer nivel, 3 años, ”Bachiller”
  • Maisteri: grado universitario de segunda nivel, 2 años, ”Maestría”
  • Lisensiaatti: Grado intermedio entre la Maestría y el doctorado (voluntario)
  • Tohtori: Doctorado, ~4 años

La función básica de la Universidad es realizar investigación e impartir la enseñanza académica más elevada basada en la misma. Su actividad se basa en la libertad científica y en la autonomía.
Los estudios universitarios pueden ser recibidos tanto en universidades como en escuelas politécnicas. La educación universitaria es más teórica, mientras que las escuelas politécnicas se centran más en la parte práctica y aplicada. Por ejemplo, los médicos son titulados universitarios, sin embargo los enfermeros reciben un título de una escuela politécnica.
Finlandia tiene una red de 20 universidades (con 164.000 estudiantes), todas pertenecientes al Estado, que cubren todo el país. El hecho de pertenecer al Estado hace que estos estudios universitarios estén al alcance de todos, ya que son gratuitos para estudiantes tanto finlandeses como nacidos en el extranjero. Los alumnos universitarios reciben una asignación mensual del Estado que puede ser revocada si el estudiante no progresa en sus estudios.
De las 20 universidades estatales, 10 son multidisciplinares, 3 de ciencia económicas y empresariales, 3 tecnológicas y 4 de artes. 
Las vías de acceso a la Universidad son variadas: el examen finlandés de Bachillerato permite acceder a una educación superior; los que poseen un diploma de Bachillerato o de Formación profesional también tienen la posibilidad de estudiar en universidades, siempre y cuando éstas consideren que están capacitados para ingresar en ellas; además de otros candidatos que hayan cursado los estudios exigidos por la universidad en el marco de una universidad abierta, o que posean, según la universidad, las habilidades o conocimientos necesarios para terminar los estudios.
Todas las áreas de estudio tienen el ingreso de admisión restringido. Puesto que el número de candidatos sobrepasa en mucho la cantidad de plazas disponibles, las universidades aplican diferentes criterios para la selección de estudiantes. Estos criterios son los resultados de estudios anteriores y/o pruebas de admisión.
Según el sistema de títulos universitarios, es posible conseguir un título académico inferior o superior. El título inferior, o el de grado de licenciatura (de 180 créditos ECTS) y el superior o título de maestría (de 240-270 créditos ECTS), estos se pueden conseguir en un plazo de tres a seis años, respectivamente. Además, las universidades conceden títulos de postgrado científicos, los doctorados.

Educación Profesional Superior:

La Educación Profesional Superior está estrechamente relacionada con el ámbito laboral, ya que su objetivo es preparar expertos y ejercer actividades de investigación y desarrollo. Se crearon en los años 90 con esa finalidad.
Estas instituciones se diferencian de las universidades en que son municipales o privadas, en lugar de estatales; pero aún y así el estado soporta el 57% de sus costos básicos. Es por esta razón, por la que los alumnos no pagan por la enseñanza.
Actualmente Finlandia cuenta con 26 institutos de educación profesional superior con 140.000 estudiantes.
El requerimiento general para la admisión en las escuelas superiores profesionales es la terminación de la educación secundaria superior general (Bachillerato) o profesional (Formación profesional). En otras palabras, los siguientes candidatos se califican para estudios superiores profesionales: los que hayan pasado el examen de Bachillerato o terminado la enseñanza secundaria superior, o los que tengan una calificación profesional, o una calificación internacional o extranjera equivalente. La selección de estudiantes para las escuelas superiores profesionales se basa principalmente en las pruebas de ingreso, las calificaciones académicas y la experiencia laboral.
Las áreas de estudios son la educación, cultura, ciencias sociales, administración y empresariales, ciencias naturales y medio ambiente, tecnología, comunicaciones, servicios sociales, salud y turismo.
Los títulos son especializados por profesión y requieren entre tres años y medio y cuatro años para finiquitarlos, o en su defecto 210-270 créditos ECTS, según el área de estudios. Además de aprobar el plan de estudios se debe realizar un período de práctica laboral y un trabajo final. Una vez obtenidos los créditos y finalizado todos los requisitos, las escuelas superiores profesionales conceden a sus estudiantes un título de los estudios realizados. Algunas de las escuelas ofrecen estudios de postgrado.

Educación para adultos:

La educación para adultos es un importante sector de la política educativa de Finlandia. De hecho, cada año casi una cuarta parte de la población participa por propia iniciativa en la educación para adultos. El objetivo es el aprendizaje permanente, con numerosas oportunidades de capacitación y actualización para adultos ya empleados, apoyadas por el sector público. Los estudios que otorgan títulos son gratuitos. Aunque hay algunos que tienen tarifas comerciales, es el Ministerio de Educación el que financia la educación del adulto y es responsable de su desarrollo.
Todas las formas de educación y capacitación destinadas a los jóvenes, desde la educación básica hasta los estudios universitarios, también están al alcance de los adultos. Ciertas instituciones educativas se concentran exclusivamente en la educación y capacitación de adultos, pero también se imparte en universidades, escuelas profesionales superiores, institutos, centros de capacitación, institutos populares, etc. La educación y capacitación de adultos también se presenta en forma de capacitación complementaria dentro de la vida laboral.
Se otorgan títulos básicos, asignaturas de carreras de grado, preparatoria, educación complementaria, cultura cívica, etc. Pero además, en las escuelas secundarias superiores para adultos los participantes pueden estudiar y participar en los mismos exámenes de Bachillerato que los jóvenes, de tal manera que también pueden conseguir los mismos títulos de enseñanza secundaria superior profesional.
Un método flexible para adultos para estudiar y alcanzar calificaciones profesionales es a través del sistema de calificaciones basado en las competencias, especialmente diseñado para adultos. El sistema permite a la gente obtener títulos profesionales demostrando sus habilidades profesionales en pruebas de competencia, sin tomar en cuenta el origen de dichas habilidades (si proceden de la experiencia laboral, de estudios realizados o como resultado de sus intereses en tiempo de ocio). Los estudios están basados en programas de aprendizaje personalizados, diseñados individualmente para cada estudiante. Hay tres niveles de calificaciones profesionales basadas en la competencia: calificaciones de nivel secundario superior, calificaciones adicionales y calificaciones especializadas. La Dirección Nacional Finlandesa de Educación establece los requisitos para las calificaciones, siendo, por otro lado, la organización y la supervisión del sistema responsabilidad de comisiones de calificación tripartitas formadas por representantes de empresas, empleados y profesores.

El sistema de calificaciones basadas en la competencia refleja los principios del aprendizaje a lo largo de toda la vida. El Estado promociona este principio también mediante la financiación de instituciones de educación para adultos de diferente índole. Estas instituciones educativas disponen de una gran autonomía, así como de libertad de selección de asignaturas, tipos de estudiante y métodos de enseñanza. 

Sara López García, 18 de Abril de 2014.

4 comentarios:

  1. Buenas noches, una consulta la evaluación de los estudiantes es literal o numerica

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, una consulta la evaluación de los estudiantes es literal o numerica

    ResponderEliminar
  3. En términos generales, ¿cuál es el nivel de analfabetismo en Finlandia? Y otra consulta relacionada al mismo aspecto, ¿cuál es el estándar de de vida de la sociedad finlandesa? Los logros en sus niveles académicos mejoraron su condición de vida, o ésta influyó en los actuales niveles de su educación?

    ResponderEliminar
  4. Buenos días, ¿podría decirnos la fuente de dónde ha sacado esta información?

    ResponderEliminar