jueves, 13 de junio de 2013

LGE 1970

LEY GENERAL DE EDUCACIÓN (LGE) 1970

Como hemos dicho antes, la LGE alargaba la enseñanza obligatoria hasta los catorce años. De esta manera, el sistema educativo pasó a tener los siguientes cuatro niveles/etapas:
  •     Preescolar: concebida como la iniciación del niño en el aprendizaje. Estaba dividida en dos etapas de diferente contenido pedagógico: el jardín de infancia, para niños de entre 2 y 3 años; y el parvulario, para niños de 4 y 5 años.
  •    Educación General Básica (EGB): consistía en 8 cursos de escolarización obligatoria, dividida en la ley en dos (Primera, cursos de 1º a 5º y, segunda de 6º a 8º), estructura que pasó a ser de tres ciclos a partir de 1981: Ciclo Inicial (1º y 2º de EGB), Ciclo Medio (3º, 4º y 5º de EGB) y Ciclo Superior (6º, 7º y 8º de EGB). De esta manera esta etapa se finalizaba a los 14 años. Una vez finalizada la EGB existían dos caminos: la Formación Profesional (FP) y el Bachillerato Unificado Polivalente (BUP)
  •    Formación Profesional (FP): se trataba de un acceso rápido al mercado laboral. Se dividía en dos etapas, la formación profesional de primer grado y la formación profesional de segundo grado. A la segunda se podía acceder mediante la superación de la primera o mediante la superación del BUP. Esta etapa era la culminación del nivel educativo.
  •     Bachillerato Unificado Polivalente (BUP): de tres años de duración, eran los estudios secundarios posteriores a la EGB. Posteriormente se realizaba el Curso de Orientación Universitaria (COU) como último paso antes de comenzar los estudios universitarios. En tercero de BUP los alumnos tenían que escoger entre la opción de ciencias o de letras, de acuerdo con el camino universitario que querían escoger.
  •    Curso de Orientación Universitaria (COU): el alumno podía escoger entre dos ramas de ciencias y dos de letras. En todos los cursos, tanto en EGB como en BUP, a las Comunidades Autónomas con más de una lengua oficial, se estudiaba como asignatura obligatoria la lengua vernácula.
  •     Enseñanza Universitaria: se impartía en tres ciclos: el primero, de tres año de duración, pensado para las profesiones cortas, les otorgaban el título de diplomado, arquitecto técnico o ingeniero técnico, siempre que siguieran las enseñanzas del tercer grado de formación profesional. El segundo ciclo, de dos años de duración, permitía la obtención del título de licenciado. Y, el tercer ciclo, de especialización concreta y de preparación para la investigación y la docencia, habilitaba para la obtención del título de doctor.

Como resumen de las características más relevantes del sistema regulado por la LGE:
  • Generalización de la educación de los 6 a los 14 años para toda la población, en el doble sentido de integración en un sistema único, no discriminatorio, de todos los niños comprendidos en estas edades, y de escolarización plena.
  • Preocupación por la equidad de la enseñanza. Así, no solo supuso la extensión de la educación, sino que procuró una enseñanza de calidad para todos.
  • Se tenía en cuenta el aprendizaje del niño/a por sí mismo, el interés y las capacidades de los niños y las niñas, aunque había muchas dificultades para llevarlo a la práctica.
  • Fue el final del principio de la subsidiariedad del Estado, presente desde 1970. Esta ley reconoció la función docente del Estado en la planificación de la enseñanza y en la provisión de nuevos puestos de trabajo escolar.
  • Presencia notable de la enseñanza privada en los niveles no universitarios.
  • Un sistema educativo poco selectivo en comparación con otros países.
  • Preocupación por establecer relaciones entre el sistema educativo y el mundo laboral, en el sentido que la educación prepare para el trabajo.
  • Configuración de un sistema educativo centralizado, que llevó a cabo una uniformidad de la enseñanza.
Alrededor de esta ley se generaron muchas opiniones, entre las cuales quiero destacar:
  •    Esta ley era un intento de adecuar la enseñanza a las necesidades del desarrollo capitalista, adaptando las estructuras educativas a las necesidades de la producción.
  •    Aunque se quiso dotar de autonomía a las universidades, ofreciéndoles personalidad jurídica y patrimonio propio y autorizándolas a decidir sus planes y sistemas pedagógicos y de investigación; a la práctica no se podía conseguir dado el sistema político de entonces, ya que la administración se entrometía continuamente y la universidad no tenía la capacidad de respuesta ni de decisión debido al centralismo y al burocratismo.
  •     Por la falta de presupuestos, se quiso controlar la masificación de los estudiantes a las universidades por medio de la selectividad y del aumento de las tasas, convirtiendo la universidad en un mecanismo de selección social.

Además y según mi punto de vista, encontramos ciertas incongruencias entre esta ley y su aplicación práctica:
  •  Los profesores estaban poco formados para poder afrontar las actividades marcadas en esta nueva ley. Cuando el Estado se dio cuenta de este problema, creó programas para solucionarlo: Institutos de Ciencias de la Educación, Centros Piloto y cursillos. Además, se llevó a cabo una acelerada formación que se impuso al profesorado de primaria para poder ampliar su competencia a los escolares de 13 y 14 años. Esta medida supuso una nueva discordancia con el resto de sistemas educativos europeos, ya que en la mayoría de países son los titulados superiores, especialistas en las materias correspondientes, los que se encargan de impartir la enseñanza a los niños des de los 11 o 12 años de edad.
  • La LGE propugnaba una enseñanza activa, que implicaba la formación y comprobación de hipótesis pero, por otro lado, se realizaba una selección de temas que conducían a un tratamiento puramente descriptivo, alejado de la metodología didáctica que pretendían.
  • En la segunda etapa de la EGB, tercer ciclo a partir de la reforma, los estudiantes en lugar de ser formados eran informados y solo aprendían a examinarse, lo que generaba un creciente desinterés. Se trataba de una pedagogía centrada en los contenidos y no en los objetivos.
  • La educación preescolar se estructuraba en dos ciclos: el jardín de infancia y la escuela de parvulario. Se reconoció su función educativa pero faltaron muchas plazas desde el principio de la aprobación de la ley.
  • En esta ley se hablaba de educación especial, pero, igualmente, en las escuelas públicas no había psicólogos, logopedas, psicopedagogos, etc. Es decir, faltaban profesionales para llevar a cabo esta educación especial, por la cual cosa, será desarrollada solo en escuelas privadas, es decir, que deja de cumplirse la premisa de educación gratuita para todos.
  • En esta ley, además, se hablaba de educación democrática, pero tenemos que tener en cuenta que un sistema de enseñanza es democrático cuando las diferentes clases y grupos sociales están representados en él con la misma proporción que en la población activa del país. Este no era el caso, ya que en 1970 las plazas universitarias para los alumnos de clases económicas altas ocupaba el 88,2%, mientras que los hijos de obreros o clases sociales económicamente bajas tenían asignadas un 11,8% de estas plazas.
  • La subvención estatal para las escuelas subvencionadas solo cubría una parte de la educación obligatoria. De esta manera los alumnos se quedaban colgado en la segunda etapa de la EGB que es donde quedará constancia del prestigio de cualificación, según el prestigio del centro que se lo haya otorgado. Es decir, de nuevo estamos delante de una discriminación económica del alumnado.
Aún y así, todavía podemos remarcar algunos aspectos positivos de esta ley:
  • Reconoce las obligaciones del Estado en relación con la educación, considerada como un servicio público, restableciendo una tradición presente en la historia educativa española pero perdida hasta el año 1970. 
  • Establece las bases que permiten la generalización de la escolaridad de la población de los 6 a los 14 años.
  • Propone una educación comprensiva y común para la misma población.
  • Establece un sistema educativo con una organización más coherente e integrada que la del sistema anterior.
  • Reconoce valores ya presentes en la sociedad española, pero difíciles de acomodar con la situación política de los años 70.

No hay comentarios:

Publicar un comentario